San Vicente de la Peña II: El mandato del prior Esteban

Constituido el monasterio de San Vicente de la Peña, como se recoge en el anterior capítulo, inició su vida conocida con la donación de la infanta doña Sancha Raimundez (1095/1102 – 1159) y con la aprobación de ese donativo por parte del rey leonés Fernando II:

San Vicente_3

Restos de los muros de San Vicente

Yo, la infanta doña Sancha, agobiada por el peso de muchos pecados, consciente de que las mansiones de los siervos de Dios y de los hombres buenos han de ser sustentadas con limosnas, doy a la iglesia del beatísimo Vicente, construida en difíciles y asperísimos parajes del monte Teleno, por el perdón de mis pecados, por la salud de los que viven y por el descanso de mis parientes difuntos, el río de Codes, el río de Fornia y Quintanilla de Jamuz, así como la mitad del término existente entre San Vicente y Santa María de Torneros (1). Todas estas heredades nombradas doy y concedo a la iglesia construida en el mencionado lugar, para que las tenga y posea perpetuamente”.

La misma infanta dice en su escrito: “El rey Fernando de León y de Galicia, príncipe nobilísimo, confirma esta carta, escrita por mi mandato, la rubrica y la confirma juntamente conmigo” y más adelante, al estampar su confirmación, insiste “Yo, Sancha, reina, reunión de mi sobrino el rey Fernando, rubricamos y ponemos nuestros signos en esta carta que mandamos hacer” como si quisiera hacer hincapié en esta aprobación por parte del monarca.

De lo que ya no cabe duda es que doña Sancha tuvo una importante y destacadísima actuación sobre la iglesia de San Vicente, si no siendo su fundadora, si la impulsora de la entidad mediante amplísimas donaciones, dotando abundantemente a este enclave de las estribaciones del Teleno para atender al sustento de estos sacerdotes.

Más aún, si se considera el hecho de que solamente cuatro días más tarde, el 17 de febrero de 1159, la infanta realiza otra donación de propiedades, no inferior a la anterior a este monasterio de San Vicente de la Peña:

Yo la infanta doña Sancha … doy a la iglesia de San Vicente, el río Codes y el río de Fornos con sus términos. El primer término es a las Llamas de Felechares e determina con Uteruelo, e determina con San Miguel. El segundo término es en el valle del Cuevo, so la carretera de Castrocontrigo e determina con esa misma villa. El tercero término es a Val de Mercado, sobre la carretera que va a Sarsanas, e determina con la puente. El cuarto término es en Cerrados, a las encrucijadas, e determina con Nogales”.

monasterio San Vicente mapa

Comparando este documento con los anteriores, parece que éste no hace otra cosa que señalar de una manera más concreta lo que en la primera donación se había dado a la iglesia de San Vicente y lo amplia en una serie de terrenos a mayores. Aquí no se cita para nada al poblado de Quintanilla de Jamuz ni los términos entre el monasterio y los pueblos de Tabuyo y Torneros. En cambio, ahora se mencionan los de Felechares, Castrocontrigo y Nogarejas si antes la infanta había dado posesiones hacia el oriente del monasterio, ahora se inclina más hacia el poniente.

El resto del documento prosigue casi como el anterior: “Estas sobredichas heredades, con los dichos términos doy y otorgo a la dicha iglesia, puesta en el sobredicho lugar, para siempre poseedoras e herederas”, prosigue, “Do por ende a este monasterio, con todas sus heredades de uso nombradas, doy a fray Esteban Martínez, prior de él, e a su compañero e hermano, para ellos e para toda su vida e siempre jamás”.

Confirmando la infanta que su sobrino el rey de León aprueba la donación “E por ende esta carta, fecha por mi mandado, el rey don Fernando de León e de Galicia, noble príncipe, la confirma e firmola conmigo de su nombre”.

Entre los confirmantes de ambos documentos de la infanta doña Sancha se encuentra a un noble berciano, que estaba muy hacendado por estas tierras cercanas al monasterio de San Vicente de la Peña, llamado Fernando Gutiérrez, ocupa puestos destacados en la corte leonesa, es el primogénito del conde Gutierre Eriz y hermano de san Pedro Cristiano, monje en el monasterio de Carracedo, restaurador del de San Martín de Castañeda (que le fue donado en 1150 por el rey Alfonso VII de León) y finalmente obispo de Astorga, que acababa de fallecer en 1156 con merecida fama de santidad.

Panorámica desde la Peña de San Vicente

Panorámica desde la Peña de San Vicente

El día 1 de mayo de 1165, seis años más tarde de las primeras noticias, se conoce una donación a favor de San Vicente de la Peña, hecha precisamente por una hermana de este noble berciano, llamada doña Teresa Gutiérrez. El escrito va dirigido “a aquel monasterio de San Vicente de la Peña y a vos, don Esteban, prior” y le hace entrega de “cuanto allí tengo de mis abuelosuna heredad propia, que tengo en el valle de Jamuz y en el pueblo que llaman Quintanillapor el remedio de mi alma y de las de mis padres”.

Respecto a este documento cabe destacar como, por un lado, San Vicente comenzaba a adquirir fama y notoriedad hasta el punto de que los fieles se sentían atraídos a ejercer actos de generosidad y desprendimiento en su favor. Por otra parte, nos confirma que Esteban Martínez continúa al frente como prior, y que sigue sin mencionarse una comunidad de monjes allí asentada.

Probablemente, pese a cuantas esperanzas pudieran haberse puesto en que este monasterio acogiera a una comunidad de monjes, sólo Esteban y Pedro Martínez fueron sus moradores, viviendo en soledad a modo de ermitaños, y posiblemente Pedro habría fallecido antes de este 1 de mayo de 1165, ya que en esta última donación no es nombrado al lado de su hermano. Por lo que finalmente nos encontraríamos con un solo morador en una estancia que nació para constituirse en importante monasterio. ¿Qué avatares deparó el destino a San Vicente para que no fuera así?, como más adelante se verá, no fue porque el prior no luchara por ello.

(1) La mención del titular de la iglesia de este Torneros, Santa María, identifica a la población con Torneros de Jamuz y no con la también cercana Torneros de la Valdería, cuyo templo está dedicado a San Salvador.

Próximo capítulo: “San Vicente de la Peña III: Favores Reales”

Para saber más:

En BTM Cap 0.“El Monasterio de San Vicente de la Peña

En BTM Cap  I.“San Vicente de la Peña: Primeras noticias

Anuncios

3 pensamientos en “San Vicente de la Peña II: El mandato del prior Esteban

  1. Pingback: San Vicente de la Peña II: El mandato de...

  2. Pingback: San Vicente de la Peña: Primeras noticias | El blog de Tabuyo del Monte

  3. Pingback: San Vicente de la Peña III: Favores reales | El blog de Tabuyo del Monte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s